Si te atrae la tecnología es posible que te hayas cruzado con términos como desarrollo backend y frontend, ya que estos suelen aparecer juntos con frecuencia. Muchas personas creen que son términos intercambiables, lo cual es incorrecto. Si bien ambos términos son muy conocidos en el campo de la Programación Web Full Stack, siempre es preciso recordar las diferencias entre ambos.

¿Sabes exactamente qué son o en qué consiste cada uno de ellos? Bueno, detrás de cada página web hay un diseñador que trabaja para que la imagen se vea lo mejor posible, aplicando herramientas que le dan estilo al sitio. De manera paralela, también está quien programa y utiliza lenguaje técnico para que todo funcione de forma coherente y lógica aplicando las reglas de negocio correspondientes.

Ambos lenguajes son vistos como sinónimos, pero en realidad no funciona así. Para que no te engañen es importante que conozcas la diferencia entre el desarrollo backend y frontend.

Desarrollo Backend

Desarrolla el lenguaje lógico de los servidores web y manipula datos. En pocas palabras, se trata de hacer de la página algo funcional, no solo a nivel de diseño.

El desarrollador de backend es quien manipula los datos de los usuarios que llegan a la página. Entre los lenguajes que se usan están: Java, NodeJs, PHP, Ruby, ASp, Python u otros para ajustar el servidor a las necesidades de los usuarios, a través de sus datos y muchas veces en base a sus interacciones.

La manipulación de datos es un trabajo amplio. El desarrollador backend conoce más a fondo la estructura por detrás de la vista, utiliza herramientas de seguridad para cuidar los datos del servidor, y además hace el manejo de la información más cómodo para el consumo del frontend.

Las funciones que realiza un desarrollador backend son:

  • Analizar la lógica de negocio.
  • Analizar problemas y errores en el funcionamiento del sitio web.
  • Buscar todas las soluciones posibles a los problemas y errores de funcionamiento.
  • Modelar y mantener bases de datos.
  • Proveer seguridad al manejo de datos sensibles y públicos.
  • Desarrollar las mejores soluciones.
  • Programar acciones y funciones.
  • Proponer soluciones en etapas tempranas del desarrollo del sitio web.
  • Mejorar la experiencia del usuario en cuanto a velocidad de respuesta y funcionalidades.

Desarrollo Frontend

Se refiere al diseño gráfico y visual de la solución. Es decir, todo lo que es percibido por los usuarios que ingresan al sitio web. Aquellos que se dedican al frontend explotan un lado más artístico. Son ellos quienes le dan personalidad y un diseño amigable a la web así mismo mejorando las interacciones del usuario con la misma.

Un desarrollador frontend diseña, combina y elige entre estilos, fondos, colores y tamaños para crear toda la parte visual de la página. Quien se ocupa del frontend utiliza HTML para estructurar, CSS para darle personalidad gráfica al contenido y Javascript para generar interacción. Lo que él programa es aquello que el usuario puede ver.

Las funciones que realiza un desarrollador frontend son:

  • Mantener y optimizar el sitio web.
  • Asegurar el flujo de trabajo del software de la interfaz.
  • Definir interacciones de usuario en el sitio o página web.
  • Implementar el SEO OnPage.
  • Mejorar la usabilidad.
  • Mejorar la velocidad de carga de cada página web.
  • Garantizar la accesibilidad al sitio web.

 

Entendiendo la diferencia entre backend y frontend

La diferencia principal entre el desarrollo backend y frontend es que el backend se encarga de todo el lenguaje técnico de la programación referente al manejo de los datos generados. El desarrollo interno. El frontend genera todo lo visual, lo creativo que atrae a los usuarios y hace que se queden.

Entonces, el frontend atrae a los usuarios y los invita a permanecer en la página. El backend genera y manipula los datos para que esto sea posible. Ninguno es más ni menos importante que otro. En desarrollo web se trata de una simbiosis en la que ambos trabajan juntos para crear sitios y aplicaciones web. Ambos tipos de desarrollo web demandan habilidades distintas, por lo que es más complejo que una sola persona se dedique a ambos.

¿Cuáles son los principales lenguajes para el frontend?

Hay tres lenguajes que son comúnmente utilizados por los desarrolladores web de frontend:

  • HTML: Este es el lenguaje de marcado fundamental para una página web, ya que se encarga de codificar el contenido web para que se pueda mostrar en el navegador web correctamente.
  • CSS: Este otro lenguaje de hojas de estilo que acompaña a HTML para definir los estilos del contenido del sitio web (diseño, colores, fuentes, etc.).
  • JavaScript: Este lenguaje de programación se centra en los elementos interactivos, como pueden ser los menús desplegables, las ventanas, los formularios de contacto, entre otras.

Juntos, todos estos lenguajes, existen librerías y frameworks que ayudan a agilizar el desarrollo web, por el lado de CSS: Bootstrap, para Javascript: React, Angular, VueJs, entre otras hacen posible que un usuario pueda acceder a una web desde su navegador y verla correctamente.

¿Cuáles son los principales lenguajes para el backend?

  • JavaScript: El uso de la misma sintaxis tanto para el frontend como para el backend hace que JavaScript sea muy fácil y rápido de desarrollar. NodeJS junto con su framework más popular Express.JS permite que los programas manejen las solicitudes de E/S (Entrada – Salida) y notificaciones de las aplicaciones conectadas.
  • Python: Proporciona un entorno de desarrollo que está muy cerca de escribir en inglés. Es la razón por la que es muy fácil de aprender debido a su alta legibilidad. Puede usar Python para crear objetos Raspberry Pi.
  • Ruby: La metaprogramación es una de las mejores características de usar Ruby. Permite a los programas obtener y modificar datos de otros programas. Lo mejor de todo es que todo el proceso se realiza en tiempo de ejecución.
  • PHP: Es un lenguaje de programación que se puede ejecutar en todos los sistemas operativos. Además, es tan versátil que los programas codificados en PHP también pueden ejecutarse en cualquier navegador web.
  • C-Sharp: Es uno de los lenguajes más populares para hacer el backend de un sistema por sus increíbles características como la automatización en los servidores de Windows. Aparte de esto, es genial porque ejecuta códigos muy rápidamente. También se puede utilizar para el desarrollo de juegos y la creación de aplicaciones CLI.
  • Kotlin: Es el lenguaje de desarrollo de backend que se puede encontrar en Android Studio como una opción. Es muy fácil de leer, editar y comprender, lo cual hace que administrar y actualizar su código sea muy rápido y fácil para los desarrolladores. Junto a uno de sus frameworks más populares como lo es Spring, realiza las tareas más complejas en el backend.

Frontend: Interfaz de usuario

La interfaz de usuario es en realidad la capa de vista, y lo que ve el usuario. Para el front-end, el sitio web, la interfaz de usuario es HTML + CSS, dejando las modificaciones del DOM(Document Object Model) para javascript, el front-end puede operar el DOM a través de scripts de javascript sin necesidad de recargar la página, el navegador realizará la operación de representación de acuerdo con el último árbol de DOM y CSS, este proceso se llama actualización de la interfaz de usuario. 

Backend: panel de control de la web

Al backend también se le conoce como el “Panel de control de la web”, una interfaz interna a la que los usuarios no pueden acceder, y desde la que se gestiona todo lo relacionado con el contenido de un site en sí, ya sean entradas, categorías, páginas, plugins, módulos, extensiones, entre otras.

En la actualidad los gestores de contenidos (CMS) más populares del mercado incluyen backends muy avanzados e intuitivos, por ejemplo, en el caso de WordPress; este incluye un backend con nombre propio llamado “Escritorio” (“Dashboard” en inglés). 

Así como el backend y el frontend son conceptos diferentes, un desarrollador backend y un desarrollador frontend son profesionales tecnológicos diferentes. Y, aunque trabajan en áreas distintas, ambos se complementan y se necesitan mutuamente para que una página o sistema informático funcione con éxito.

Antonio Coll y Pi #124A, Providencia – Santiago, Chile