¿Te has preguntado alguna vez cuál es la clave para optimizar tus estrategias empresariales? En TCIT te damos la respuesta: la clave está en el control de los datos.

En nuestro artículo, te explicaremos qué es ETL, cuándo usar ETL, qué es una herramienta ETL y cómo puede beneficiar a tu empresa.

Debemos conocer que los procesos ETL (Extracción, Transformación, Carga (Load -término inglés-) hacen referencia a un conjunto de técnicas, herramientas y tecnologías que permiten extraer datos de varias fuentes, transformarlos de forma que sean veraces y útiles, y cargarlos en otros sistemas con el fin de que puedan ser accesibles por los niveles de la organización que lo requieran.

Por tanto, estos procesos no son una herramienta o una tecnología en particular, sino un conjunto de todo aquello que tenemos que hacer para obtener información y conocimiento de los datos. Este destino podría ser un almacén de datos: un lago de datos, una base de datos o cualquier otro sistema de aplicación.

Tomás Charad, CEO de TCIT, considera que un proceso de ETL ayuda a las empresas a crear un sistema de soporte de decisiones críticas  que permite a las empresas acceder rápidamente a los datos, en un solo lugar. Además, proporciona estructuras de datos limpias y filtradas para su explotación por las diferentes herramientas del usuario final, aumentando la calidad y valor de los datos que permite la optimización de las decisiones en las organizaciones.

Para una empresa que desee obtener mayor ganancia de sus datos, convirtiéndolos en información útil y que pueda utilizar para responder a los requerimientos del negocio, puede beneficiarse de las ventajas del  ETL, como son:

  •         Mayor agilidad en la entrega de los datos e informes críticos.
  •         Se conecta con y extrae datos de redes sociales.
  •         Identificación proactiva de los riesgos de integración de datos.
  •         Minimiza los riesgos a través de la gobernabilidad de datos.
  •         Mejora el acceso y el rendimiento de los servidores principales.
  •         Fortalece las operaciones en tiempo real.

 “La fase de extracción de un proceso ETL consiste en captar datos de varias fuentes. Estas fuentes pueden ser internas como un CRM, ERP o ficheros drive que tenemos almacenados en la nube, pero también suelen existir fuentes de datos externas de gran valor como web services de otros colaboradores, proveedores o clientes, ficheros de bases de datos abiertas, e incluso datos extraídos de la web como redes sociales u otras páginas. Estos datos extraídos son guardados en su forma original en almacenes de datos, normalmente en sistemas cloud, que trabajamos en TCIT, para luego poder ser tratados. Este proceso ETL lo hemos aplicado en diversos proyectos con nuestros clientes, que tienen distintas bases abiertas”, comenta Tomás Charad.

La transformación es la fase inicial del proceso que consiste en procesar los datos de forma que sean coherentes con el modelo de negocio de la organización. Desde TCIT se trabaja en la fase de extracción con los datos capturados, que pueden estar categorizados como datos estructurados o no estructurados, y todos ellos son transformados para poder obtener información de ellos. 

Se destaca que un dato estructurado será el más fácil de transformar, pues en su formato original ya se suele encontrar en bases de datos como tipos de texto, numéricos, entre otros. Sin embargo, los datos no estructurados son mucho más complejos de transformar porque no poseen una estructura interna determinada. Nos referimos a datos de tipo PDF, mensajes de texto, vídeos, imágenes, emails, etc.

Ambos tipos de datos han de ser transformados de forma que sigan las reglas de negocio de la organización, es decir, han de ser normalizados, clasificados y verificados según el tipo de empresa en particular nos mencionan los expertos de TCIT.

Por último, la fase de carga de un proceso ETL consiste en almacenar los datos ya transformados en un sistema destino del que se puedan sustentar todas las áreas de la organización. Estos sistemas de almacenamiento reciben el nombre de Data Warehouse y son el origen de datos para distintas herramientas de analítica descriptiva, diagnóstica, predictiva y prescriptiva. 

Las opciones a la hora de desarrollar procesos ETL los puedo resumir en dos: Programación de la ETL, o bien, uso de herramientas. La opción de desarrollar completamente desde cero una ETL conlleva la gran ventaja de la flexibilidad y las capacidades casi ilimitadas de ETL final, por el contrario, conlleva unos tiempos de desarrollo elevados y una depuración compleja en caso de errores. En este caso, el uso de lenguajes de programación como Python nos ayuda mucho a la obtención de logros por la gran cantidad de librerías existentes relativas al trabajo con datos. La otra alternativa para desarrollar un proceso ETL sería utilizar herramientas de terceros diseñadas para tal fin. En este caso, las ventajas son, entre otras, la simplicidad a la hora de realizar las transformaciones a través de interfaces gráficas y un sistema de depuración mucho más ágil. Por el contrario, el coste es mayor y la flexibilidad del proyecto es menor. Herramientas ETL existen muchas, pero entre las más utilizadas por nuestro equipo son: Pentaho, Talend, AWS Data Pipeline, Google Cloud Dataflow o Alteryx”, precisa el CEO.

Además, la adecuada selección de los equipos de trabajo y la asignación de roles o funciones es fundamental para el éxito final del proyecto destacan en TCIT. Se deben utilizar criterios de idoneidad, conocimientos y experiencia en gestión de procesos de mejora y análisis de datos, como son los equipos de negocios (Business Intelligence) para la identificación de la información extraída de los procesos ETL, que facilitan la toma de decisiones operacionales y estratégicas más adecuadas para lograr los objetivos del negocio.

En todo proceso de desarrollo es clave la acción de documentar. En el diseño y el desarrollo de una ETL la documentación es igualmente importante. Hay que decir que no existe un estándar para documentar este tipo de procesos, pero sí que existen ciertas recomendaciones como, por ejemplo, el desarrollo de gráficos que muestren el camino que siguen los datos.

Como hemos visto, los procesos ETL son muy útiles y beneficiosos para las organizaciones por su capacidad de integrar grandes bases de datos, logrando así una visión única global que permite, a los analistas y directivos, tomar las decisiones estratégicas más adecuadas para su empresa.

Antonio Coll y Pi #124A, Providencia – Santiago, Chile