Aunque la mayoría de la gente no lo perciba estamos rodeados de experiencias de usuario, ya sea en el mundo digital como en el analógico. Casi, por no decir todos, los productos parten del diseño, es decir que se basan en el análisis del comportamiento y la percepción de los consumidores. 

Este año, a causa de la pandemia, el tiempo invertido en internet aumentó y ahora los usuarios suelen pasar alrededor de 9 horas conectados. Se puede determinar que el mundo digital está en constante crecimiento, con aumento de usuarios en internet, uso de dispositivos móviles y gran cantidad de usuarios en redes sociales.

Un buen diseño web es una ventaja competitiva que hay que tener en cuenta para tener éxito en la estrategia comercial / marketing. Para ello, es importante conocer los beneficios del uso de UX y UI.

¿Pero qué es la UX y la UI? Recordemos que la UX es la experiencia del usuario que vive antes, durante y después de interactuar con la página web. Mientras que la UI es la interfaz del usuario, tanto la arquitectura de la web como los elementos que hay en ella. Ambos son cruciales para un producto y funcionan en estrecha colaboración. 

Tomás Charad, CEO de TCIT, considera que hacer un buen uso de UX y UI puede beneficiar positivamente los sistemas de información. Al integrar inteligentemente los mejores elementos del diseño, se establece una mejor comunicación con los clientes e influenciar las decisiones de compra sobre los productos y los servicios brindados por el negocio. Reduciendo los costos de implementación de los sistemas al bajar la necesidad de capacitación. Además de que al ser las plataformas muy intuitivas y amigables permite que los usuarios tengan más ánimo de usarlas y por consecuencia mejora las probabilidades de éxito de los proyectos informáticos. 

“Los beneficios del buen uso de patrones de UX/UI permiten optimizar los tiempos. Si tenemos un buen diseño podremos definir más claramente las fases de desarrollo de un producto. Una buena usabilidad hará que al usuario le sea más fácil llegar al objetivo. Informar de manera sencilla y con una integración correcta del diseño, supondrá un ahorro importante a la empresa, ya que se minimizarán las incidencias y las consultas al servicio de atención; así como el incremento de ventas”, precisa el CEO.

El papel fundamental del diseño UI/UX es afinar la usabilidad y la accesibilidad del producto para el cliente final aumentando el tráfico y, a su vez, la audiencia, reteniendo al usuario por más tiempo con una página web de fácil navegación y encontrando lo que busca de manera rápida y sencilla. Además, incrementar los números de captación de nuevos clientes, mejorar la eficiencia y la satisfacción de los usuarios. Por lo tanto, también incrementará la reputación online de la marca. Si los clientes tienen una buena experiencia, ellos ayudarán a dar a conocer el negocio. 

“Los usuarios se sienten cómodos interactuando con la marca, por lo tanto tendrán una mejor opinión sobre ella. Una web intuitiva y amigable  con una buena usabilidad es un punto primordial. Es importante usar patrones de diseño a los que el usuario ya esté acostumbrado como la posición de botones, colores, entre otros. Tener una estrategia clara”, menciona Tomás. 

Para lograr este objetivo, es necesario que el diseño y la programación web generen en el receptor una impresión de simplicidad y profesionalismo. Esto es justamente lo que busca el usuario moderno, el beneficio de lo sencillo.

Al integrar inteligentemente los mejores elementos del diseño UX/UI, se podrá establecer una mejor relación con los clientes e influenciar en sus decisiones de compra sobre los productos y servicios del negocio. 

Se necesita una idea clara sobre las acciones a tener en cuenta sobre el flujo de navegación para que la usabilidad de la interfaz sea exitosa:

  • Objetivo de la interfaz
  • Organización de la información
  • Información accesible – llegar a ella en pocos clics
  • Tests de usuarios
  • Sin menús complejos
  • Velocidad
  • Sin muchas secciones irrelevantes 

 La forma en la que son presentados los contenidos también influyen notablemente, tanto así, que si los textos no se encuentran organizados de forma correcta, podrían provocar que el usuario cierre la ventana por desinterés. “No podemos crear un diseño incisivo ante la mirada de nuestros visitantes, pues apenas ingresen al sitio se sentirán abrumados y desearán salir inmediatamente de la web”, mencionan desde TCIT.

La diferencia más resaltante que podemos encontrar entre estos dos tipos de diseño es que uno se basa en crear la interfaz – hablamos del diseño UI – la cual se encarga del interior del sistema web,que busca manejar el branding o estilo personal de la página, su presentación visual acorde a la industria y tipo de usuarios, la distribución de los datos o los contenidos multimedia, por ejemplo. La interfaz es la fase principal de cara al cliente, la apariencia y las emociones transmitidas a través de la selección de elementos claves que definen la identidad de tu marca, mientras que el diseño UX busca el contacto con el usuario desde el desarrollo para poder existir, funcionar y satisfacer sus necesidades. En otras palabras, el diseño UI se encarga de los estilos y las identidades. Que cada mando tenga un icono comprensible y que las funciones no interfieran entre sí, entre otras cosas y, el UX se encarga del proceso relacionado a las interacciones garantizando la visibilidad con una interfaz lógica, intuitiva y agradable.

“En TCIT entendemos que el marketing sigue evolucionando con la tecnología, pero también sabemos que lo más importante en la estrategia digital, es colocar al cliente primero y garantizar su absoluta satisfacción. Por eso, contamos con un excelente DCU (diseño centrado en el usuario) que ayuda a crear una interfaz y experiencia de usuario memorable para que el cliente logre sus objetivos corporativos. Nos preocupamos que durante el desarrollo de nuestras interfaces se guíe por metodologías DCU”, comenta Tomás.

La idea no es convertir la página web en un imán que atraiga pero no retenga. El objetivo UI/UX es preparar una interfaz que mantenga a los usuarios y los clientes satisfechos hasta el último momento. Llevar la excelente experiencia presencial que tiene con la marca al mundo digital. Ambos diseños trabajan en pro del portal, con el propósito de atraer visitas, despertar curiosidad, y alcanzar mayor cantidad de ventas.

Antonio Coll y Pi #124A, Providencia – Santiago, Chile