Cada día es mayor el número de transacciones que realizan los usuarios de manera online o virtual, ya sea para reservar un hotel, restaurante o automóvil, pagar una cuenta pendiente, comprar un pasaje en bus o una prenda, contratar un servicio de telefonía o internet, entre múltiples otras alternativas. Y precisamente esto, ha llevado a que las tarjetas digitales vivan actualmente un auge al momento de gestionar ese pago o gasto, ya sea a modo personal o a título de una empresa.

Según un artículo de TrendTIC (Tendencias, Tecnologías & Negocios), publicado el 23 de septiembre del año 2022, “Los medios de pago digitales alternativos toman mayor relevancia en la región, especialmente a través de las transacciones por billeteras o agregadores de tarjetas, mientras que el efectivo reduce su participación”(*).

Por lo mismo, la que fue la líder indiscutida por años al momento de pagar, es decir, la tarjeta convencional o plástico físico, poco a poco ha quedado más replegada en su uso. Y es que, la tarjeta digital o también entendida como la versión electrónica o virtual de la tarjeta física, cada vez gana adeptos, entro otros porque ofrece bastante más ventajas que la tarjeta convencional.

En primer lugar, y no menos importante para los tiempos que vivimos, este nuevo producto financiero es indiscutidamente más seguro. No existe el riesgo de pérdida, extravío por asalto u olvido en lugares físicos de pago, así como tampoco el miedo de que los datos ingresados puedan quedar almacenados en el dispositivo desde donde se realizó la transacción.  

En segundo lugar, y tal como su nombre lo indica, son tarjetas 100% digitales, es decir, no existe la necesidad de tener el plástico a mano o cerca al momento de realizar una operación. Con una tarjeta digital se pueden realizar los mismos movimientos que ofrece una tarjeta convencional y desde cualquier dispositivo (computadores, Tablet y Móviles). Además, de manera rápida y fácil.

En tercer lugar, y muy relacionado con el punto anterior, la tarjeta digital reduce la posibilidad de fraudes, robo de información o incluso clonación, ya que protegen al usuario por medio de mejores sistemas de seguridad.

En cuarto lugar, siempre estarás actualizado de tus movimientos ya que la información de tu tarjeta aparece en tiempo real en el banco, lo que a su vez te permitirá mantener más ordenadas tus finanzas.

Incluso podríamos agregar una quinta ventaja. La tarjeta digital es más ecológica que la tarjeta convencional, ya que cuida el medio ambiente al reducir el consumo de plástico como consecuencia de su fabricación.

¿Cómo puedes optar a todos los beneficios que ofrecen las tarjetas digitales? Deberás tener necesariamente una cuenta activa en alguna entidad bancaria. Luego, tienes que ingresar a la plataforma de la institución, seleccionar la tarjeta física de la cual quieres realizar una copia virtual y  listo.

Antonio Coll y Pi #124A, Providencia – Santiago, Chile